first-aid-kit.jpg

Primeros auxilios

Picaduras de insectos

Las picaduras de insectos son dolencias comunes, pero pueden ser portadoras de enfermedades peligrosas como la enfermedad de Lyme, el paludismo o el virus del Nilo Occidental. Las picaduras de insectos suelen caracterizarse por un bulto rojo, hinchado, doloroso y que pica, y pueden provocar náuseas, vómitos y dolor de cabeza. También hay que tener en cuenta que las picaduras de insectos pueden provocar una reacción alérgica o anafilaxia en determinadas personas. Si encuentra una garrapata sobre usted, retírela lo antes posible con unas pinzas, lave la zona con agua y jabón y aplique una crema antiséptica en la zona afectada. Para tratar las picaduras de insectos leves, siga los siguientes pasos.

  1. Lávese las manos con agua y jabón y estudie la herida para ver si el aguijón sigue incrustado en la piel. Si es así, retire el aguijón raspando con una tarjeta o incluso con una uña. No pellizque el aguijón ni utilice unas pinzas para retirarlo, ya que puedes hacer que se libere más veneno en la piel.

  2. Lave la zona afectada con agua y jabón. Para evitar la infección, no se debe rascar la zona ni reventar la ampolla.

  3. Aplique una compresa fría o una bolsa de hielo envuelta en una toalla durante al menos diez minutos para evitar una mayor hinchazón. Eleve la herida si es posible.

  4. Vigilar los signos vitales, incluyendo la capacidad de respuesta, la respiración y el pulso, y vigilar los signos de una reacción alérgica, incluyendo sibilancias o dificultad para respirar.

  5. Aplíquese crema de hidrocortisona o loción de calamina varias veces al día y tome un antihistamínico sin receta como Benadryl para reducir el picor y la hinchazón. Incluso puede tomar un analgésico como el ibuprofeno o el paracetamol si lo considera necesario. Asegúrate de leer todas las etiquetas de los medicamentos, seguir todas las instrucciones y precauciones y no superar las dosis recomendadas.

Busque atención médica inmediatamente si desarrolla alguno de los siguientes síntomas:

  • Sibilancias o dificultad para respirar

  • Hinchazón de los labios, la garganta o los párpados

  • Ritmo cardíaco rápido

  • Desmayos o mareos

  • Pérdida de conocimiento

  • Dificultad para tragar

  • Urticaria

  • Náuseas o vómitos

  • Calambres

  • Los síntomas no mejoran o empeoran después de unos días

  • Le han picado cerca de la boca, la garganta o los ojos

  • La zona alrededor de la herida se enrojece o se hincha

  • Fiebre, inflamación de los ganglios o síntomas gripales

  • La herida comienza a drenar pus o se vuelve más dolorosa, hinchada y roja

  • Busque siempre atención médica si un niño es picado por un escorpión

Es importante no dar nunca de beber a una persona que tenga una reacción alérgica.

Picaduras de insectos

416px-Bites_of_a_blood-sucking_insect_(Tabanidae)_on_the_shins_of_an_adult._003.jpg

Picadura de insecto

650px-Bee-sting-piqure-abeille-scale-2.jpeg

Fuentes

Austin, M., Crawford, R., & Armstrong, V. J. (2014). First aid manual. (G. M. Piazza, Ed.) (5th ed.). DK Publishing. https://kuiyem.ku.edu.tr/wp-content/uploads/2016/12/American-College-of-Emergency-Physicians-ACEP-First-Aid-Manual.pdf.

Mayo Clinic Staff. (2018, February 17). Insect bites and stings: First aid. Mayo Clinic. https://www.mayoclinic.org/first-aid/first-aid-insect-bites/basics/art-20056593

National Health Service. (2019, July 8). Insect bites and stings. https://www.nhs.uk/conditions/insect-bites-and-stings/.