first-aid-kit.jpg

Primeros auxilios

Primeros auxilios

Los primeros auxilios son el tratamiento inmediato que se da a una persona que enferma o se lesiona repentinamente. Unos primeros auxilios adecuados pueden suponer la diferencia a la hora de salvar la vida de alguien, y la mayoría de las veces los realizan los transeúntes civiles en el lugar de un incidente. Todo el mundo ha necesitado algún tipo de primeros auxilios en algún momento de su vida. Los primeros auxilios pueden abarcar desde la colocación de una tirita en un corte hasta la administración de reanimación cardiopulmonar en una situación de riesgo vital. Son muchos los factores que intervienen en los primeros auxilios, pero ante todo hay que estar preparado para las emergencias y tener la voluntad de ayudar a quienes lo necesitan a su alrededor.

El primer componente de los primeros auxilios consiste en acceder a la situación para ver si hay algún peligro inminente. Un socorrista no debe entrar en la escena si parece que supone un mayor peligro para sí mismo o para la persona lesionada. Cuando se prestan primeros auxilios, también es importante evitar la contaminación cruzada mediante el uso de EPP (equipo de protección personal) adecuados, incluidos guantes de examen estériles sin látex. Es de vital importancia lavarse siempre las manos o utilizar un desinfectante de manos a base de alcohol antes y después de prestar los primeros auxilios para protegerse a sí mismo y a la persona lesionada. Al prestar los primeros auxilios, siempre es importante mantener la calma, crear un elemento de confianza con la persona lesionada y proporcionarle consuelo y seguridad.

El primer paso en la prestación de primeros auxilios es evaluar a la persona lesionada y valorar lo que le ocurre. Esto implica comprobar primero las vías respiratorias, respiración y circulación, o ABC (por sus siglas en inglés). La evaluación del paciente también implica la elaboración de un historial, que incluye averiguar qué ha ocurrido, cuáles son los problemas médicos de la persona y qué medicamentos está tomando actualmente. También hay que preguntar por los síntomas del paciente y evaluar si hay signos de lesión. El siguiente paso es tratar todas las lesiones o enfermedades que pongan en peligro la vida antes de tratar las lesiones menores. Por último, es crucial ayudar a determinar el siguiente paso del paciente en el proceso de atención, que puede incluir la petición de ayuda de emergencia a profesionales médicos capacitados.