X-Ray Results

Afecciones comunes

Asma

El asma es una enfermedad causada por la inflamación crónica de las vías respiratorias y se caracteriza por la tos, las sibilancias, la falta de aire y/o la opresión en el pecho. Durante un ataque de asma, los músculos que recubren las vías respiratorias se contraen y éstas comienzan a hincharse y a segregar mucosidad, lo que impide que el aire entre y salga eficazmente de los pulmones. El asma puede clasificarse en cuatro tipos diferentes: asma inducida por el ejercicio, asma ocupacional, asma infantil y asma alérgica.

Causa

El asma está causada por una fuerte respuesta inmunitaria a una sustancia extraña o alérgeno en los pulmones. Los ataques de asma se desencadenan normalmente por alergias, mala calidad del aire, aire frío, esfuerzo físico, exposición al humo del tabaco, ácaros del polvo, animales domésticos, estrés emocional, infecciones, ciertos medicamentos, ciertos alimentos, exposición a productos químicos, reflujo ácido y exposición a plagas como cucarachas y ratones. Los factores de riesgo del asma son la exposición pasiva al humo de tabaco, la obesidad, los antecedentes familiares de asma, las alergias, la exposición a la contaminación o a los gases de escape y las infecciones respiratorias.

Síntomas

Los síntomas del asma incluyen:

  • Tos (puede ser crónica)

  • Sibilancias

  • Dificultad para respirar

  • Dolor u opresión en el pecho

  • Cansancio

  • Dificultad para comer en los bebés

  • Dificultad para dormir debido a la tos y las sibilancias

Los ataques de asma suelen repetirse en momentos similares, como por la noche o a primera hora de la mañana, durante o después del ejercicio, al reír o llorar, con ciertas estaciones del año y con la exposición a desencadenantes del asma. Los signos graves y repentinos pueden poner en peligro la vida. Si esto ocurre, busque ayuda de emergencia o acuda al médico inmediatamente.

Tratamiento

El tratamiento del asma suele consistir en una medicación a largo plazo prescrita por un médico junto con inhaladores de alivio a corto plazo, como el albuterol. Las personas con asma alérgica pueden ser tratadas con inyecciones antialérgicas a largo plazo. Es importante que las personas con asma desarrollen un plan de acción contra el asma que les permita identificar los desencadenantes, cómo reconocer y manejar los ataques de asma, cuándo y qué medicamentos tomar, cuándo contactar con los servicios médicos de emergencia y con quién contactar en caso de emergencia. También se recomienda tener un plan escrito para manejar el asma, tratar todos los ataques de forma temprana y tomar todos los medicamentos de forma constante.

Prevención

Actualmente no existe un tratamiento preventivo para el asma, pero para evitar y/o minimizar los síntomas, hay que estar al día con todas las vacunas (especialmente la de la gripe y la neumonía), evitar los posibles desencadenantes, tratar los ataques a tiempo, mantener un peso saludable,

evitar el tabaco, evitar la exposición a productos químicos o a la mala calidad del aire, tratar todas las alergias y afecciones médicas, y acudir al médico con regularidad.

Fuentes

American Academy of Allergy, Asthma, and Immunology. (n.d.). Asthma.  https://www.aaaai.org/conditions-and-treatments/asthma 

Centers for Disease Control and Prevention. (2019, September 06). Learn how to control asthma. https://www.cdc.gov/asthma/faqs.htm 

Mayo Clinic Staff. (2020, August 11). Asthma. Mayo Clinic. https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/asthma/symptoms-causes/syc-20369653 

National Heart, Lung, and Blood Institute. (2020, December 03). Asthma. National Institutes of Health.  https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/asthma